Hola, A causa de la gran cantidad de comentarios, los cuales muchos de ellos son similares, es decir a los valores de referencia para positivo e decidido restringir los comentarios solo a usuarios registrados, no por ello dejar de responder a las personas de manera anónima, esto mediante una consulta, en la parte derecha del blog o directamente al correo sexoadoo@gmail.com
gracias por la confianza y la comprensión.

Virus Varicela-Zoster


(también llamado Virus Herpes Zoster, Herpesvirus Humano-3)

Zoster significa “faja” por el sarpullido característico que forma un cinturón alrededor del tórax en muchos pacientes. La estructura del virus de la Varicela es muy similar a la del Herpes Simplex aunque el genoma es algo más pequeño.
Enfermedades causadas por el virus Varicela-Zoster
Este virus causa dos enfermedades principales, varicela (peste cristal), generalmente en la niñez, y herpes zoster (culebrilla), más tarde en la adultez. La culebrilla (zoster) es una reactivación de una infección previa de varicela.

Varicela (Peste cristal)
Este virus es altamente infeccioso y aún si no recordamos haberlo tenido, más del 90% de la población de los EUA tiene anticuerpos contra las proteínas de la varicela. En la casa de un paciente infectado, 90% de los contactos que hasta el momento no hayan tenido la enfermedad, la contraerán (a menos que estén vacunados). Se contagia por aerosoles respiratorios o contacto directo con lesiones cutáneas. Al igual que con el VHS, la infección es vía la mucosa, pero en este caso, por la mucosa del tracto respiratorio.


Durante la fase prodrómica de 10-13 días, el virus se encuentra en la mucosa respiratoria e infecta macrófagos y neumocitos. En esta fase, no hay síntomas. El virus se disemina de los pulmones a los linfocitos y monolitos y al sistema retículo-endotelial. En este lugar, a los 5 días aproximadamente, ocurre una segunda viremia y el virus viaja a la piel, boca, conjuntiva, tracto respiratorio y, de hecho, a las localizaciones epiteliales en todo el cuerpo. Aquí el virus abandona los vasos sanguíneos y primero infecta localizaciones subepiteliales y luego epiteliales formando pápulas que contiene células multinucleadas con inclusiones intracelulares. El virus alcanza la superficie y es descamado al exterior del tracto respiratorio 12-14 días después de la infección inicial. Le toma un poco más de tiempo al virus (unos cuantos días) alcanzar la superficie de la piel en donde se manifiestan las pápulas (dermatitis) características. En esta etapa el paciente probablemente cursará con fiebre de varios días (hasta 39 grados centígrados). Se dan varias etapas entre la infección inicial y la ocurrencia de pápulas que son diagnósticas de varicela pero el promedio es de dos semanas con un rango entre 10 y 23 días. La diseminación de la enfermedad puede ser del virus en el tracto respiratorio (mediante la tos) o por contacto con pápulas que contienen el virus infeccioso, reventadas en la piel. Por ende el periodo contagioso es aproximadamente 12-14 días después de la infección inicial.

Por alguna razón, la dermatitis es más pronunciada en la cara, cuero cabelludo y tronco, y lo es menos en las extremidades. La enfermedad es más severa en niños mayores y en adultos. Este es particularmente el caso con pacientes inmunocomprometidos (SIDA, transplantes, etc.) en quienes la enfermedad puede persistir varias semanas y la fiebre puede ser más pronunciado. La diseminación del virus puede conllevar problemas pulmonares, hepáticos, y meningitis. En este caso la mortalidad puede aumentar a 20%.

Complicaciones

La neumonía puede asociarse con infección por varicela (cerca del 15% de los pacientes adultos) y puede ser fatal.

Aunque la mayoría de los niños recurre rápidamente la enfermedad, existen algunas complicaciones. Estas incluyen encefalitis fulminante y ataxia cerebelar. Es posible que alguna de estas complicaciones sea el Síndrome de Reye. Se ha hipotetizado que este último es causado por el uso de aspirina en infecciones de varicela. Otras complicaciones raras de la varicela son la mielitis transversa, síndrome de Guillian – Barre y meningitis aséptica.